Marcharán por la médica que murió al caer de un parapente

0
105

Familiares y amigos de Natalia Vargas, la joven médica tucumana que murió al caer desde un parapente en el cerro San Javier, marcharán por el centro de la capital tucumana para exigir justicia y que se esclarezca el caso.

La única consigna es llevar una vela para exigir justicia para Nati, indica la publicación de sus allegados. “Queremos que la justicia accione de manera eficaz y a las regulaciones del deporte para que no ocurra un accidente nunca más”, expresaron a través de mensajes en las redes sociales.

La concentración comenzará alrededor de las 20:00 en las puertas del Ente Tucumán Turismo, ubicado en el centro de la capital tucumana, ya que el organismo promociona los vuelos biplaza como un servicio turístico.

Juan José Vargas, padre de la joven fallecida dijo que “lo que más de duele es ver cómo a los pocos días del accidente se volvió a reactivar esta actividad como si no hubiera pasado nada, cuando allí murió una persona producto de la falta de medidas de seguridad”.

A las causas que provocaron el accidente y luego la muerte de Natalia Vargas, ahora se le suma un nuevo interrogante para el futuro de los vuelos biplaza como servicio: ¿a quién le toca establecer las pautas y controlar a los prestadores que ofrecen y cobran por estos vuelos?, publica el diario La Gaceta.

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) regula el uso del espacio aéreo y la Federación Argentina de Vuelo Libre (FAVL) otorga las licencias de piloto, una suerte de carnet de manejo, a los postulantes que cumplen con los requisitos estipulados, y regula todo lo vinculado con el parapente en tanto actividad deportiva, pero ninguno de esos organismos cuenta con normativas vigentes sobre el parapente como actividad comercial.

Desde la FAVL, institución que agrupa a los clubes de vuelo libre de nuestro país y a la que pertenece el club Los Caranchos (Loma Bola) se indicó que existió negligencia y que no se llevaron a cabo todos los procedimientos correspondientes. Además recalcaron que su papel en la actividad del parapente es netamente deportiva, no comercial, según consignó su presidente, Pablo Jaraba.

El Ente Tucumán Turismo, que promociona los vuelos comerciales biplaza como un servicio turístico, pide una serie de requisitos a los prestadores para reconocerlos como tales y difundirlos en sus canales de promoción.

Además de la licencia de piloto emitida por la FAVL, les solicitan presentar cobertura de seguro según la actividad que se realiza, datos personales completos, certificado de buena conducta y una memoria descriptiva de la actividad.

Entre los prestadores reconocidos por el Ente de Turismo no figura Ariel Salazar, el piloto que transportó a la médica ese viernes; sí, en cambio, Eduardo Deheza, con quien Vargas había pactado el servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE