Manuel Belgrano héroe y mucho más que “el creador de la bandera”

0
74
Un ejemplo de heroicidad coraje, honradez y patriotismo

Un día como hoy muere uno de los grandes héroes y fundadores de la patria.

Abandonó una brillante carrera de economista y el alto cargo en el Consulado de Buenos Aires para dirigir ejércitos como un improvisado militar.

Participó en la defensa de Buenos Aires, capital del Virreinato del Río de la Plata, en las dos Invasiones Inglesas (1806 y 1807) .

Fue uno de los principales patriotas que impulsaron la Revolución de Mayo, por la cual se destituyó al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, y fue vocal de la Primera Junta de gobierno que lo reemplazó.

Belgrano tenía un carácter bastante enérgico. El 24 de mayo el virrey Cisneros crea una junta absolutamente impopular la cual lidera. En una reunión, Belgrano se refiere a la situación de la siguiente manera:

“Si a las 3 de la tarde el virrey no renuncia, juro a mis compañeros que lo arrojaré por la ventana’”.

No hubo necesidad de tirarlo, porque el representante del rey renunció.

Luchó en la guerra de Independencia de la Argentina contra los ejércitos realistas. Fue el jefe de la expedición militar que la junta de Buenos Aires envió al Paraguay que finalizó cuando celebró el Tratado confederal entre las juntas de Asunción y Buenos Aires, en 1811. Fue también el jefe de una de las Expediciones Libertadoras a la Banda Oriental.

En 1812 creó la bandera de Argentina en la actual ciudad de Rosario.

Carta de oficio para la creación de la bandera. fuente:archivo general de la nación.

Como general del Ejército del Norte, tuvo a su cargo la Segunda Campaña Auxiliadora al Alto Perú, dirigiendo el Éxodo Jujeño y comandando las victorias de los revolucionarios en la batalla de Tucumán y en la de Salta.

La opinion de San Martin sobre Belgrano queda reflejada en la carta a Tomás Godoy Cruz el 12 de marzo de 1816, tres meses antes de la celebración del Congreso de Tucumán que declararía la Independencia

“En el caso de nombrar quien deba reemplazar a Rondeau, yo me decido por Belgrano: éste es el más metódico de los que conozco en nuestra América lleno de integridad, y talento natural: no tendrá los conocimientos de un Moreau o Bonaparte en punto a milicia pero créame usted que es lo mejor que tenemos en la América del Sur”.

La educación del pueblo fue una de sus principales preocupaciones: para ello elaboró durante su estadía en España un plan de acción con avanzadas ideas sobre la misma.

En 1813 recibió un premio de 40.000 pesos (un sueldo alto en ese tiempo equivalía a 120 millones de dólares actuales) y lo donó para la dotación de cuatro escuelas que no se construyeron.

Hasta el día de hoy mucho no se habla de sus ideas en economía y desarrollo debido a que siempre fue considerado “peligroso por el stablishment”

A continuación algunas de sus frases listas para compartir:

 

Belgrano sobre los pueblos originarios

“A consecuencia de la Proclama que expedí para hacer saber a los Naturales de los Pueblos de las Misiones, que venía a restituirlos a sus derechos de libertad, propiedad y seguridad de que por tantas generaciones han estado privados, sirviendo únicamente para las rapiñas de los que han gobernado, como está de manifiesto hasta la evidencia, no hallándose una sola familia que pueda decir: ‘estos son los bienes que he heredado de mis mayores’. Mis palabras no son las del engaño, ni alucinamiento, con que hasta ahora se ha tenido a los desgraciados naturales bajo el yugo de fierro, tratándolos peor que a las bestias de carga, hasta llevarlos al sepulcro entre los horrores de la miseria e infelicidad, que yo mismo estoy palpando con ver su desnudez, sus lívidos aspectos, y los ningunos recursos que les han dejado para subsistir”.

 

frases de belgrano sobre economía

“Los rivales de un pueblo no tienen medio más cierto de arruinar su comercio, que el tomar interés en sus deudas públicas”

“Es de necesidad poner los medios para que puedan entrar al orden de la sociedad los que ahora casi se avergüenzan de presentarse a sus conciudadanos por su desnudez y miseria, y esto lo hemos de conseguir si se le dan propiedades (…) que se podría obligar a la venta de los terrenos que no se cultivan, al menos en una mitad, si en un tiempo dado no se hacían las plantaciones por los propietarios; y mucho más se les debería obligar a los que tienen sus tierras enteramente desocupadas, y están colinderas con nuestras poblaciones de campaña, cuyos habitadores están rodeados de grandes propietarios”

“Se han elevado entre los hombres dos clases muy distintas: la una dispone de los frutos de la tierra; la otra es llamada solamente a ayudar por su trabajo en la reproducción anual de estos frutos y riquezas o a desplegar su industria para ofrecer a los propietarios comodidades y objetos de lujo a cambio de lo que les sobra. El imperio de la propiedad es el que reduce a la mayor parte de los hombres a lo más estrechamente necesario.”

“Los frutos de la tierra, sin la industria no tendrán valor”, “Ni la agricultura ni el comercio serían, así en ningún caso, suficiente a establecer la felicidad de un pueblo si no entrase a su socorro la oficiosa industria”

“La importación de mercancías que impide el consumo de las del país, o que perjudican al progreso de sus manufacturas y de su cultivo lleva tras sí necesariamente la ruina de una nación”. 

 

Belgrano fue, además, propulsor de la educación de las mujeres. Claro que en coincidencia con la época prefería para las niñas las labores y otras tareas “femeninas”, pero lo singular de su pensamiento fue reparar en ellas como sujetos de derechos, para que puedan dejar atrás la ignorancia y la postergación.

Algo impensado para la epoca  fue ampliar la educación a nuevos sujetos : los desposeídos, los indios, los huérfanos y los pobres. Ese desvelo por incorporar a los siempre olvidados, representa, en cierto sentido, el inicio de la educación de adultos en nuestra patria. Así lo entendió, hace muchos años, la Dirección Nacional de Educación de Adultos, al consagrar a Belgrano como patrono de esa modalidad educativa.

Belgrano murió en la pobreza, pago su tratamiento medico con un reloj de oro y un amigo pago su velorio, fue sepultado  en una caja de pino cubierta por un paño negro y cal, con una lápida de mármol confeccionada de un lavatorio de su propia familia.

El único diario que publicó la noticia fue “El Despertador Teofilantrópico“, que era redactado por el fraile  Francisco de Paula Castañeda.

Años más tarde, el 4 de septiembre de 1902, una comisión designada por el entonces Presidente de la Nación,Julio Argentino Roca, procedió a exhumar los restos de Belgrano, para trasladarlos a un mausoleo italiano que se inauguró en 1903 en el mismo Convento Santo Domingo. Durante esta acción los ministros Joaquín Víctor González y Pablo Ricchieri tomaron los dientes del difunto con el objetivo de mostrárselo a Bartolomé Mitre,que  luego de ser denunciado por la prensa, fueron devueltos.

Por estos y otros pensamientos “peligrosos” poco se escribió y se escribe de los pensamientos económicos y de igualdad de derechos. Para los medios fue mucho más cómodo llamarlo solo como el creador de la bandera.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE