El PRO convertirá en ley la universidad docente

0
428

Tras un año de debate y reclamos, “hoy” se concretará la creación de la UniCABA. Con la mayoría automática que le conceden sus 34 legisladores, el bloque  oficialista convertirá en ley el proyecto de universidad docente en Capital.

 

Desde ayer, la Legislatura se encuentra vallada, donde los profesores aguardan la votación, en paralelo, habrá una protesta que nucleará a estudiantes terciarios, secundarios y gremios, que incluso convocaron a un paro para “hoy”.

 

El viernes pasado fue la antesala a la sesión de hoy. Entre forcejeos, insultos y agresiones, los legisladores de “Vamos Juntos” firmaron el dictamen para tratar el proyecto en el recinto.

 

Sumado al rechazo de la comunidad educativa, los legisladores de la oposición, se oponen a la iniciativa educativa del macrismo y denuncian que es un negocio inmobiliario. El proyecto inicial, presentado el 22 de noviembre de 2017, fue reformulado. En septiembre de este año, el gobierno porteño elevó una nueva versión de lo que llamó “Ley de la formación docente del sistema educativo y creación de la Universidad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

El primer proyecto planteaba la disolución automática de los 29 profesorados públicos de la Ciudad y su transferencia a la universidad. La segunda versión modificó ese punto, el más controvertido: ahora contempla la coexistencia entre los terciarios y la nueva UniCABA.

 

Sin embargo, el rechazo de buena parte de la comunidad educativa se mantiene. “El segundo proyecto conduce a una coexistencia, el desfinanciamiento y los sistemas controladores de un estado que aparece como fiscalizador”, se lee en un comunicado que firma el CESGE, que agrupa a los rectores de los profesorados.

 

Con la aprobación de la ley, el Ministerio de Educación porteño pasará a tener un rol de regulador de la oferta de formación docente. Será el encargado de hacer la evaluación institucional de cada profesorado y de promover su autoevaluación. A partir de ello, sus funcionarios revisarán y adecuarán la oferta de carreras de acuerdo a las necesidades que se observen en las aulas, “asegurando siempre la continuidad de los estudiantes en curso”, según plantea el proyecto.

 

El argumento del ejecutivo porteño fue el de “jerarquizar” la formación docente. “Formar docentes para el nuevo perfil de estudiantes del sistema educativo”, expresaron. Tras ese objetivo, aseguran que la apuesta pasa por un modelo más “innovador”, con trabajo interdisciplinario basado en proyectos, incorporación de virtualidad, uso de tecnologías y formación en competencias socioemocionales.

 

La otra crítica recurrente al proyecto es la presupuestaria. La UniCABA se menciona en el presupuesto 2019, pero no se precisa qué partida le corresponde.”Si había un solo punto de la propuesta inicial que era sólida era que decían de dónde sacaban la plata. Obviamente no coincidíamos, pero antes salía de los institutos. Ahora no lo sabemos. Además de las críticas de diagnóstico, es un proyecto irresponsable fiscalmente”, le dijo a este medio Leandro Halperín, legislador por Evolución.

 

En el Ejecutivo porteño afirman que “la universidad no tiene presupuesto asignado para 2019 porque recién comenzaría a funcionar en 2020”. Por los plazos que establece la Ley de Educación Superior, consideran que necesitarán un año para pasar la acreditación de la Secretaría de Políticas Universitarias y de la CONEAU, además de la organización del proyecto institucional. De igual modo, cuando entre en funcionamiento, aseguran que “no desfinanciarán a los institutos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE