La justicia excarceló al padre de bebe muerta por asfixia

0
20

El juez de Garantías de San Martín Nicolás Schiavo determinó la excarcelación de Rodrigo Oses, el padre de Catalina, la nena que murió asfixiada luego de ser abandonada por varias horas dentro de un auto en la localidad bonaerense de Santos Lugares.

 

Tras una audiencia realizada este lunes al mediodía que se prolongó durante unos 40 minutos, el magistrado hizo lugar al pedido de la Fiscalía y ordenó una serie de medidas como una caución juratoria y la obligación de Oses, que continuará como imputado, de comparecer en la comisaría del 1 al 10 de cada mes, además de fijar un domicilio.

 

Antes de que el juez determinara la medida, el Ministerio Público Fiscal, durante la audiencia, solicitó que “se conceda la excarcelación por haber cesado los principales riesgos procesales en función de la prueba ya producida” y se le ordenó tratamiento psicológico.

 

El jueves pasado, Schiavo había convertido la aprehensión provisoria de Oses en detención formal que fue solicitada por la fiscal Alejandra Aillaud. En el pedido de la fiscal se había indicado que el imputado podía “entorpecer la investigación”, haciendo referencia que el acusado podría “inducir a su esposa a falsas declaraciones”.

 

La fiscal Aillaud recibió el miércoles pasado la declaración del hombre de 36 años, y tras la indagatoria, le solicitó al juez en turno que la aprehensión se convirtiera en detención por el delito de “homicidio culposo”.

 

La autopsia practicada al cuerpo de la beba determinó que murió por hipertermia y asfixia. En efecto, Aillaud pidió estudios psiquiátricos para poder determinar las circunstancias en las que ocurrió el olvido de la beba de un año dentro del auto.

 

El trágico hecho comenzó el 6 de noviembre en el partido bonaerense de Tres de Febrero. El hombre llevó a su esposa al trabajo y luego debía dejar a la niña en una guardería, sin embargo, ingresó a su casa y dejó a la pequeña en el auto Peugeot 308 durante 9 horas.

 

Cuando Oses salió de la casa, entró al auto, y según contó ante los investigadores, recién ahí se dio cuenta de su olvido, encontró a la niña sin signos de vida y entró en estado de shock.

 

La autopsia en el cuerpo de la pequeña determinó que murió por asfixia e hipertermia, mientras que se estima que la temperatura en el auto pudo haber llegado a cerca de 50 grados por efecto del sol.

 

La madre de la beba y esposa del imputado contó ante la fiscal del caso que el hombre había sufrido un ACV hace tres años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE