Escándalo en General Villegas

0
71

Una candidata a concejal del PRO de la provincia de Buenos Aires negó haber puesto dinero en la campaña. El testimonio de la docente desmiente que fue aportante a la campaña de la alianza “Cambiemos”.

 

En las elecciones primarias de 2015, Silvia Moreno se postuló para concejal en la interna abierta del PRO como concejal en General Villegas, el lugar donde estuvo en la semana la gobernadora Vidal. Ahora figiura en la lista de aportantes a las elecciones presidenciales de entonces como si hubiera donado 38.000 pesos para Cambiemos.

 

General Villegas es un municipio bonaerense de aportantes fantasmas a la campaña del PRO. Y, paradójicamente, es el lugar donde la gobernadora habló del tema después de un largo silencio, en un intento por cargar la responsabilidad a lagunas de la ley de financiamiento y a los denunciantes sin asumir un modus operandi que oculta el origen del dinero usado para hacer proselitismo.

 

La lista de precandidatos de PRO en aquella interna, la encabezaba Horacio Lorenzo, quien aparecía con aportes de campaña: “No pusimos dinero para ninguna campaña. Por qué se hacen esas cosas, lo desconocemos. Nos juntamos para intentar aportar al pueblo donde vivimos, era una lista de toda gente laburante (…) fuimos víctimas de un abuso de los organizadores de la campaña de Cambiemos, pero así está el país”. Los nombres de aquella lista que figuran con donaciones son 19, por un total de 511.000.

 

A pesar de las evidencias, en ese mismo municipio fue donde ayer Vidal dijo que “no hay nada que ocultar”, que la ley tiene “lagunas y deficiencias” que habría que corregir y que los aportes sean siempre bancarizados. El esquema de aportantes truchos se repite en Tres Arroyos, Monte Hermoso, Carmen de Patagones, Pehuajó, La Plata, Junín, entre otros puntos de la provincia de Buenos Aires.

 

Actualmente, Silvia es directora de dos jardines de infantes municipales en General Villegas. Los jardines que Silvia dirige son el 917 y el 901. El primero funciona con 60 chicos en una pequeña casa provisoria a la espera, desde hace ocho años, de un edificio cuya obra aún está inconclusa. El segundo tiene 330 niños, en dos turnos. Ella dice que no tiene energía para impulsar una denuncia, pero se sumará a quien la haga porque espera “un esclarecimiento”.

 

Hay varias pesquisas en marcha. La primera es una investigación preliminar del fiscal electoral porteño Jorge Di Lello, que se enfocó en aportantes falsos a la campaña de 2017 en la provincia de Buenos Aires donde fueron candidatos Graciela Ocaña y Esteban Bullrich. La segunda está en el juzgado de Sebastián Casanello y apunta a posible lavado de dinero. Se originó con una denuncia de Lucas Schraerer, de La Alameda.

 

En la provincia sí hizo una denuncia la senadora bonaerense Teresa García, donde apunta directo a la gobernadora Vidal, como presidenta del PRO, también por los aportes de 2017. García pidió que se incauten todas las fichas de afiliación del PRO, porque muchos aportantes  también aparecen como afiliados contra su voluntad. Esa causa quedó activada esta semana con el requerimiento de la fiscal Ana Russo ante el juez Ernesto Kreplak.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE