Solá con industriales del Mercosur

0
34

En la jornada previa a la conmemoración del 30° aniversario de la fundación del Mercosur, que reunirá en forma virtual a los presidentes de la Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile, el canciller Felipe Solá mantuvo hoy un encuentro de trabajo con directivos del Consejo Industrial del Mercosur (CIM), que congrega las cámaras empresariales de la región, para abordar los desafíos presentes y futuros de las economías en la región.

Durante la reunión, Solá y los representantes industriales trataron el estado de las diversas negociaciones externas que mantiene el bloque, como así también los problemas para acceder a nuevos mercados y la propuesta de revisión del Arancel Externo Común (AEC).

Al caracterizar al Mercosur como una plataforma de desarrollo económico y de inserción internacional, Solá destacó la red de acuerdos comerciales que tiene el bloque con América Latina, además de acuerdos de libre comercio con Israel y Egipto, y acuerdos preferenciales con la Unión Aduanera de África del Sur e India. Además recordó que “mantenemos tratativas de distinto grado de avance con once países o grupos de países, entre ellos Canadá, Corea del Sur, Singapur, Israel y Líbano”.

Con relación a los acuerdos con la UE y la EFTA, aclaró que “están prácticamente cerrados pero no avanzan y no es por responsabilidad del Mercosur”. Estos acuerdos “han implicado un cambio de mentalidad, y en esto la Argentina ha puesto mucho sobre la mesa. Cuando llegue (el acuerdo Mercosur – UE) lo enviaremos a nuestro Parlamento con la voluntad de que se apruebe. Hay que respetar el trabajo hecho, aunque el cierre yo creo que fue apurado. Finalmente ahí estamos, y ese convenio abre la puerta de otros”, dijo el ministro.

Acompañado del jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves, el canciller Solá consideró que la revisión del AEC debe ser “pragmática y racional” y “deberá siempre tener como horizonte que una mayor competitividad no implique socavar nuestras economías y nuestro empleo”.

Aclaró además que, ante la transformación de las economías y el comercio internacional como efecto de la pandemia, dicha revisión debe apostar a la asociación regional. “Frente al decaimiento o retroceso de las cadenas de valor global hay que buscar aumentar la potencia de las cadenas de valor regional, y eso supone mayor integración. Somos mucho más fuertes para abrirnos si estamos juntos. El principio de integración siempre tiene que estar presente frente al principio de apertura”, remarcó.

“El bloque tiene la obligación de admitir que hay fluctuaciones y cambios muy fuertes, y que debe abordarlos y sortearlos”, subrayó. Y agregó que “los desafíos son para todo el bloque” y que hay que “estar dispuestos a ponernos en los zapatos del otro”.

Además, reconoció que “las asimetrías estructurales existen” dentro del bloque y mencionó la importancia del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (FOCEM), como un mecanismo frente a la necesidad de redistribuir los costos y beneficios de la integración, pero que “no basta para nivelar”.

El Consejo Industrial Mercosur (CIM) está conformado por la Unión Industrial Argentina (UIA), el Consejo Industrial Brasil (CNI), Cámaras de Industrias Uruguay (CIU), y la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE