Inglaterra ya reabre restaurantes, pubs, museos y cines

0
35

Boris Johnson anunció que Inglaterra desde el 4 de julio gira hacia la “nueva normalidad” y habrá reapertura de hoteles, pubs, peluquerías, museos y cines.

La distancia social de dos metros se reducirá a uno y los grupos considerados vulnerables podrán volver a sus trabajos y circular socialmente el 6 de julio.

Johnson justificó las medidas: “El porcentaje diario de infecciones está descendiendo a un 2% diario. Debemos permanecer vigilantes, pero creemos que no hay un peligro de un segundo brote que desborde la capacidad del Servicio Nacional de Salud”. Sin embargo, aclaró que la nueva flexibilización se aplicará solamente en Inglaterra y que Escocia, Gales e Irlanda del Norte seguirán sus propias normas.

“Podemos cambiar la regla de los dos metros que hace imposible el funcionamiento económico de amplios sectores. Donde sea posible, mantendremos los dos metros. Si no lo es, recomendamos que se guarde una distancia social de un metro plus. Esto quiere decir que se mantengan a un metro, pero que usen los factores mitigantes para reducir el riesgo de transmisión del virus”, agregó Johnson.

Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, se expresó: “Analizaremos en profundidad la nueva guía del gobierno. Obviamente hay una serie de interrogantes que habrá que dilucidar, pero en términos generales, apoyamos esta declaración”.

La reacción de los sectores empresariales beneficiados con este relajamiento de las restricciones fue de contenida euforia. Alex Payne, del sector hotelero, espera que sea el primer paso para la recuperación. “Hay demanda. Ya tenemos más de 100 reservas. Nos adherimos a la guía gubernamental. Queremos que la gente se sienta segura y confortable para recobrar el placer de la experiencia hotelera”, dijo Payne.

Pero los sindicatos no tomaron muy bien la noticia. Usdaw, que representa a los empleados de negocios y comercios, señaló: “Se trabajó mucho en comunicar la distancia social de dos metros y para ser francos, su aplicación no ha sido perfecta, pero este repentino cambio de dirección va a ser una pesadilla. La realidad es que, con los cambios que ya ha habido, la mitad de la población cree que se terminó el tema de la distancia social. Es un peligro para los trabajadores”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE