Duro mensaje de obispos a Macri

0
439

Los obispos hablaron sobre de la realidad que atraviesa el gobierno de Macri donde caracterizaron como pésima la gestión de “Cambiemos” durante el año en curso y señalaron que la crisis “va resintiendo la confianza en la dirigencia política”.

 

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Ojea, dijo durante la asamblea de los obispos católicos que “estamos terminando un año sumamente difícil”, marcado por acontecimientos que “nos han provocado perplejidad” y “nos plantean grandes desafíos pastorales”.

 

El obispo de San Isidro enumeró hechos incluyendo “la habilitación del debate sobre el aborto, las denuncias de abusos que aumentan el dolor en lo más profundo del corazón de la Iglesia y los“ataques a la persona del Santo Padre desde dentro y desde fuera de la Iglesia de un modo que no tiene precedentes”.

 

“Todo esto lo hemos vivido en medio de una crisis social y económica que golpea a todo el pueblo argentino, y que va resintiendo la confianza en la dirigencia política, aumentando el mal humor social, el enojo y la intolerancia que hace muy crispada la convivencia.”

Como es habitual en cada asamblea, los obispos católicos iniciaron su segundo encuentro del año en la casa de ejercicios espirituales El Cenáculo, con una puesta al día de la realidad del país a través de la mirada de los responsables eclesiásticos. De la reunión, que se extenderá hasta el próximo viernes, participan 93 obispos diocesanos y auxiliares. Fueron invitados también 43 obispos eméritos (ya retirados) y el nuncio apostólico (embajador vaticano), obispo Léon Kalenga Badikebele.

 

En la primera sesión, los obispos hablaron sobre de la realidad nacional. El encuentro hacia adentro de la Iglesia lo definen como una instancia que suele denominarse “intercambio pastoral”, oportunidad en la que los obispos “comparten entre sí inquietudes y reflexiones pastorales en torno a temas diversos”, de acuerdo a lo expresado en la información oficial.

 

De este diálogo surgen criterios comunes para el accionar de la Iglesia en el país, y se sientan las bases para un documento colectivo que se emite al final del plenario. Hasta el momento no hay confirmación de que ello pueda ocurrir en esta oportunidad.

 

En su agenda, los obispos incluyeron una consideración acerca de la iniciativa destinada a prescindir de los aportes del Estado para la Iglesia Católica. Sin embargo, las fuentes oficiales del Episcopado desmintieron que una decisión respectiva vaya a ocurrir ahora por cuanto aún no se avanzó lo suficiente como para tomar una determinación en ese sentido.

 

Muchos obispos consideran que una medida en tal sentido constituiría un mensaje importante hacia la sociedad respecto de la autonomía de la Iglesia para expedirse sobre diferentes temas.

 

Respecto de los temas sociales, llamaron la atención las manifestaciones del recientemente designado arzobispo de La Plata, Víctor Manuel Fernández, en línea también con algunos de los dichos de Ojea.

 

En declaraciones a un medio, el arzobispo sostuvo que en el mundo existe un fuerte predominio del “pensamiento neoliberal” que rechaza que la Iglesia hable de cuestiones sociales y que “la prefiere encerrada en la sacristía”.

 

Y agregó que en la Argentina esa postura neoliberal se acentuó en los medios de comunicación, que “parecen responder a ese paradigma”, ya sea por intereses económicos, “por alianzas de sus dueños o por pasiones políticas”.

 

El arzobispo Fernández –más cercanos a Francisco– dijo que en las cuestiones sociales la Iglesia se pone “inevitablemente del lado de los más débiles”, pero no por una cuestión de oposición política sino porque nos interesa cuidar la dignidad de los más desprotegidos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE