La Niñez en emergencia

0
66

Las Organizaciones Sociales que brindan atención Directa a Niños y Adolescentes a través de Hogares, conveniados con el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires se declararon en emergencia.

La situación apremiante por la que estamos atravesando, hace necesaria esta medida de visualización para que los organismos responsables del Sistema de Protección Integral  asuman la realidad de este estado de cosas.

El  aumento de la beca correspondiente a cada hogar, anunciado en el mes Noviembre por la Dirección de Niñez, hasta la fecha no se efectivizó. Debido al cambio de administración en el Gobierno de la Ciudad, hemos cobrado con más de 15 días de atraso la beca correspondiente a Enero 2020.

Para dar cuenta concreta y rápida de nuestra situación histórica ante la emergencia, hemos entregado un informe minucioso de la situación económica y financiera  de los Hogares a las nuevas autoridades, apenas asumidas.

Luego de un mes en sus cargos, y aún cuando fueran consultadas ,  no  dieron respuesta alguna a los planteos realizados y  a toda la terrible coyuntura que atraviesan nuestras instituciones.

– La demora en los cobros se traduce en atraso en los pagos de salarios,  impuestos y servicios, tanto más en un contexto de crisis que afecta intensamente a nuestros trabajadores y organizaciones.

Desde el espacio de trabajadores cuentan en un comunicado que la comida que se entrega a los hogares ha bajado la calidad y cantidad notoriamente no teniendo en cuenta las necesidades de los 7 dias de la semana y las 4 comidas que realizan los niños, niñas y adolescentes alojados. De hecho, cuentan que la falta de entrega de pan y leche durante los fines de semana, menguó a la mitad de lo necesario.

“Estamos atravesando una pandemia a nivel mundial, por lo que hemos planteado la necesidad de contar con apoyos estratégicas de los Ministerios, e insumos médicos para la prevención de las enfermedades en curso”.

Desde Dirección de Niñez paradójicamente como respuesta , se le exige a cada Institución convivencial que elabore un “protocolo de acción” en el que se contemple dentro de las condiciones de habitabilidad, la obligación de mantener en aislamiento a aquel niño o niña que lo requiera, soslayando que ningún niño podría asistirse a si mismo, tanto menos en esa situación de enfermedad y que por tanto además, debería ubicarse una persona del plantel exclusivamente a tales fines.

Como si pudiéramos transformarnos en agentes sanitarios, se impone a las Organizaciones Sociales dedicadas a la protección cumplir lo que por lógica le corresponde al Estado local. Atención que indiscutiblemente debe recaer en  aquellos que por función y  responsabilidad deberían estar preparados para dar respuesta y arbitrar los medios de resolución para que cada niño tenga el mejor cuidado sanitario, si por desgracia le tocara cursar la enfermedad o estar en cuarentena.

“No es actualmente el estado, en este caso la Dirección de Niñez quien esté asumiendo el control de esta crisis sanitaria, ni quien esté proveyendo los elementos necesarios para garantizar el cumplimiento de las normas de prevención que indica la OMS y el ministerio de salud de la Ciudad y de la Nación, ni siquiera es quien se puso al frente de dictaminar o comunicar el o los protocolos adecuados para la prevención y tratamiento de la Pandemia en esta ciudad y con los niños a cargo”.

Y prosigue el texto: “Sumado a la pandemia, no podemos olvidar que estamos atravesando enfermedades gravísimas: Dengue y Sarampión. Estamos a la intemperie cuando el Estado no ejerce su rol protectivo. En situación grave de exposición, en la singularidad del cuidado diario a grupos de niñxs, que por si fuera poco han pasado por las peores situaciones imaginadas”.

“El Estado está desentendiéndose de la realidad de los Hogares. Nuestra fragilidad es la de lxs Niñxs y Adolescentes más vulneradxs, toda vez que el Estado no puede garantizarle a las Organizaciones Sociales lo que por Derecho les corresponde considerando como principio elemental que es el Estado quien toma la medida de protección y quien debe velar por la atención, contención, seguridad de cada uno de los niños, niñas y adolescentes. El Estado es responsable!!! “, concluye el comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE