El Ministerio de Triaca echó a un empleado por defender a los jubilados

0
80

Un trabajador del ministerio a cargo de Triaca marchó contra el ajuste a los jubilados y fue víctima de la represión. La Policía lo encarceló y al ser liberado se quedó sin empleo por “órdenes de arriba”.

Francisco Alurralde fue despedido hace un mes de la Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, luego de participar en la movilización contra la reforma previsional, en la que fue golpeado, herido con balas de goma y detenido por la Policía de la Ciudad.

Tras 14 años de desempeño en la cartera que hoy conduce Jorge Triaca, fue despedido por “órdenes de arriba”, según informaron las autoridades del Ministerio a los delegados de la Junta Interna de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Ante esta situación, ATE inició una campaña para denunciar el “despido persecutorio” de Alurralde, acompañada por una juntada de firmas entre los compañeros y compañeras del trabajador, que tiene 42 años y dos hijos.

“Se trata de un despido totalmente arbitrario que me deja en una situación muy complicada, ya que tengo una familia que mantener y conseguir otro trabajo en este contexto se hace muy difícil”.

El trabajador fue uno de los más de 40 detenidos en la cacería desatada por la Policía de la Ciudad y la Federal en la segunda protesta contra la reforma previsional del 18 de diciembre pasado.

Como a todos los detenidos, se le abrió una causa penal “sin ninguna prueba, mientras se lanzó en los medios una campaña de estigmatización donde, junto con otros trabajadores estatales, fue presentado como un ‘agitador violento’”, describió en un comunicado la Junta Interna de ATE. La causa abierta alega, entre otros elementos, “resistencia a la autoridad”.

El testimonio de Alurralde desmiente la acusación: “Apenas salí del subte fui violentamente detenido, luego de agacharme a buscar mis anteojos y recibir impactos de balas de goma. Una vez en el piso fui maltratado por la policía e inclusive recibí otro disparo de bala de goma a corta distancia y por la espalda”.

El primer día hábil de 2018 Alurralde se enteró de que no podía acceder a su puesto de trabajo porque su contrato no había sido renovado, “sin mediar aviso previo ni causal de despido”, denunció la Junta Interna del gremio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE