Macri destruyó 247.000 empleos de calidad

0
94

En 2019 se destruyeron 167.000 puestos asalariados privados formales. Esto implicó una caída interanual del 2,7%, la mayor de toda la serie del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) que comienza en 2009.

El Ministerio de Trabajo ayer reveló que hubo un derrumbe anual récord en empleo de calidad con 247.000 trabajadores menos.

Según los números del SIPA, el empleo asalariado formal del sector privado aceleró su caída en diciembre. Bajó 0,5% contra noviembre y tuvo su peor mes desde diciembre de 2015, cuando asumía la presidencia Mauricio Macri.

El retroceso fue traccionado la construcción, que expulsó a 7.900 obreros; el comercio, a 4.900; y la industria, a 4.800.

En diciembre el empleo de calidad ocupó a 6.000.600 personas y cayó a su menor nivel desde agosto de 2011, con 5.992.000. Un lapso en el que la población creció alrededor del 10%. Esto significa que el trabajo asalariado privado registrado se hundió 9% respecto de la cantidad de habitantes.

En paralelo, se dio un crecimiento de las modalidades precarias de contratación.

En este sentido, mientras el Gobierno de Macri terminó con 247.000 trabajadores privados en relación de dependencia menos, la cantidad de monotributistas creció en 189.000. También compensó parcialmente el retroceso privado la incorporación de 118.000 estatales. Claro que las cifras del SIPA no incluyen a los asalariados y a los cuentapropistas informales.

La cantidad total de trabajadores registrados cerró 2019 en 12.179.200, es decir, 0,3% menos que a fines de 2018. El principal motor del retroceso fue el declive del 2,7% en el empleo de calidad. Por el contrario, el monotributo creció 4,3% y el monotributo social, 1,3%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE