Lorenzetti presentó su libro “El nuevo enemigo”

0
42
Un juez de la Corte presentó su libro “El nuevo enemigo”, que advierte sobre los desafíos del cambio climático. Se trata de Ricardo Lorenzetti, quien alertó de las consecuencias de la contaminación. Llamó a una acción colectiva y sin exclusiones para enfrentar este desafío de alcance global
Ricardo Lorenzetti es juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Desde hace un tiempo enfocó su actuación académica, institucional y profesional en la defensa del ambiente. Se especializó en la problemática y ayer presentó un libro sobre el principal desafío que enfrenta la humanidad. El nuevo enemigo, así se llama la obra que editó Sudamericana, identifica al “colapso ambiental” como aquello contra lo que se debe luchar, sin exclusiones ni grietas y con compromiso ciudadano.
El título completo del libro que Lorenzetti presentó es “El nuevo enemigo. El colapso ambiental. Cómo evitarlo”. Se trata de una gran convocatoria a amplios sectores de la sociedad argentina a preocuparse e involucrarse en enfrentar un problema de carácter universal que afecta a todos por igual. Que depende de las autoridades en el diseño de políticas de Estado, pero también de la acción individual cotidiana.
En su alocución Lorenzetti pidió a los asistentes que convocaran a la ciudadanía para hablar de algo de lo que, según explicó el juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, “no se habla”. Lorenzetti llamó a “pensar en el futuro” y a “buscar una sociedad más igualitaria”. “De un lado están ellos, los que que por mala fe o por ignorancia no cambian.
Los que tienen la ceguera de no querer ver lo que está pasando. Nadie habla del cambio climático, creen que no va a pasar nada”. Y explicó que: “Por eso no presentamos un libro de un autor, presentamos el inicio de un movimiento para que todos sean autores de un futuro distinto”.
Entre los pasajes destacados de la presentación del libro, Lorenzetti destacó que “mientras el mundo mira al futuro, en nuestro país nos entretiene el pasado. Veo que mientras el mundo necesita unirse para enfrentar la destrucción del planeta, nosotros estamos divididos y peleando en un barco que se hunde”.
“Nuestro consumo está cambiando. Por ejemplo, el agua que nuestros abuelos usaban gratuitamente y con derroche, ahora es un recurso escaso, pagamos, y hay ciudades donde se regula hasta cuántas veces uno puede bañarse. Está cambiando el sistema económico, porque los costos de seguir como estamos superan a los beneficios: cambiará la energía que usamos, el modo de fabricar autos, aviones, de comunicarnos. Está cambiando el sistema social”, destacó el juez de la Corte.

“No hay grieta: el colapso ambiental afecta al que tiene dinero y al que no lo tiene, a los niños, los adolescentes, los adultos, a todas las razas y todos los géneros. Nosotros que somos sensibles frente a la desaparición de los pájaros, peces, o ballenas; nos sentimos dolidos por la contaminación de los ríos y mares llenos de plástico o el deshielo de los glaciares, pensamos que no es viable una sociedad con tanta pobreza y desigualdad consolidadas como algo natural. Nosotros, que queremos que los niños que vendrán tengan un futuro de sueños. Estamos en contra de los otros, que, por imprudencia o mala fe maltratan la naturaleza y hacen del planeta un lugar inhabitable”, concluyó el ministro del máximo tribunal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE