Primer monitoreo de medios en la era Macri

0
94

Por Carla Arakelian.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) presentó en el Congreso Nacional su primer monitoreo sobre la era de Cambiemos para revelar quiénes son y qué intereses tienen los dueños de los medios de comunicación en la Argentina. Junto a Tiempo Argentino, la organización internacional relevó 52 medios y 23 grupos empresarios. 

Viviana Mariño, docente, editora de Política de Tiempo Argentino e integrante del equipo de investigación, señaló que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual puso en cuestión el tema de la concentración de las empresas mediáticas, y el punto de inflexión de la gestión de Cambiemos efectiviza la desarticulación de la normativa.  

El estudio indicó la audiencia en los distintos soportes y la preponderancia del Grupo Clarín. El mapa mediático argentino ubica al Grupo Clarín a la cabeza con el 25,28% de las audiencias (6,84 % en radio, 10,62 % en televisión y 7,82 % por diarios); seguido muy de lejos por el Grupo América con un 7,25% (2,27% en radio, 4,09% en televisión y 0,89 % por diarios); y la estadounidense Viacom-Telefé Argentina con un 7,10% (100% por televisión). El investigador y docente Martín Becerra, recapituló: “La expansión del Grupo Clarín se fortalece en 2018 con la fusión entre Cablevisión y Telecom”. 

La apertura de la jornada de debate estuvo a cargo del director de RSF España, Alfonso Armada; la representante de la Fundación Friedrich Ebert (FES), Dörte Wollrad; y el presidente de la Cooperativa Por Más Tiempo, Federico Amigo. 

“Esta es una investigación necesaria en muchos sentidos: para seguir remarcando la importancia de la pluralidad como garantía de la libertad de prensa y para cuestionar la concentración. ¿Qué medios, además de Tiempo, podrían investigar a otros y a sí mismos? Nuestra transparencia nos permite poner a los medios en la agenda”, subrayó Amigo. 

El estudio además asegura que el Estado es uno de los mayores financiadores directos (a través de la publicidad oficial) e indirectos (a través de ayudas, condonación y canje de deudas previsionales y fiscales y prórroga de licencias, entre otros mecanismos) de las empresas de comunicación. Por ello, la influencia indirecta del gobierno es importante y –excepto las compañías más consolidadas- el sector acusa los cambios de conducción estatal con alta volatilidad en su orientación editorial e incluso en el cambio de propietarios. 

El 95% de los argentinos ve televisión. Solo el 37% cree que los medios cubren temas políticos de manera razonable. El 57% lee diarios en cualquiera de sus formatos y el 70% escucha radio.  

Los más poderosos 

El Grupo Clarín es el mayor de los grupos mediáticos, con presencia dominante en todas las industrias de medios y auxiliares (como es el caso de la fabricación y comercialización de papel, dado su control de Papel Prensa SA, sociedad que comparte con La Nación y con el Estado Nacional). Además, en los dos últimos años amplió su área de incumbencia al protagonizar la mayor fusión de la historia de las comunicaciones en el país, a través de la sociedad Cablevisión – Telecom avalada por el presidente Mauricio Macri. Con ello, el Grupo Clarín obtuvo un poder significativo de mercado también en el campo de las telecomunicaciones y de la conectividad (fija y móvil) a Internet.  

La predominancia de Clarín puede medirse en profundidad y en extensión: sus ingresos multiplican con creces los de su más directa competencia sumada y, además, es el único conglomerado con poder significativo de mercado en todos los sectores de la vasta y convergente industria de medios y comunicaciones. 

Muy lejos de la omnipresencia del Grupo Clarín, otros conglomerados de importancia reducida, tanto a nivel geográfico como en su propiedad cruzada de medios, son el Grupo América (ex Grupo UNO) que, desde que vendió su empresa de tv por cable (Supercanal) en 2018 y redujo su participación en el mercado de prensa impresa, se centra en tv abierta y radio; o el Grupo Indalo, con intereses en radio, tv y prensa aunque su estabilidad se halla seriamente comprometida por la investigación judicial que pesa sobre sus dueños, presos al momento de editarse este trabajo. El resto de los grupos son más pequeños o bien abocados principalmente a una actividad, lo que constituye procesos de concentración horizontal que son parciales frente a la extensión alcanzada por el Grupo Clarín.  

Las emisoras de TV con mayores audiencias son mayormente extranjeras (Viacom posee la red más grande, y las señales de Turner y Fox se hallan entre las más sintonizadas), con la excepción de la red con cabecera en El Trece, canal de Clarín; los sitios de noticias en Internet siguen un podio encabezado por el portal Infobae (Grupo Infobae), Clarín y La Nación; en prensa impresa Grupo Clarín y sus medios La Voz del Interior (Córdoba) y Los Andes (Mendoza), lideran cómodamente un mercado en decadencia en el que también destacan La Nación y Diario Popular; la radio es, por su parte, el medio que registra mayor cantidad de propietarios pero niveles de concentración de las audiencias igualmente elevados, ya que pocos grupos (Clarín, América, Indalo, Cadena 3) acaparan, a través de sus múltiples emisoras y repetidoras, la atención de los argentinos. 

Los grupos más poderosos exhiben una integración multimedia, con participación en la industria audiovisual pero también en diarios (impresos y/o digitales). 

No existe acceso público directo ni controles eficaces por parte del Estado a la información de la propiedad de los grupos mediáticos, salvo excepciones como la del Grupo Clarín (obligado por su participación bursátil a brindar datos sobre su accionariado e ingresos). No obstante, a través de información periodística es posible reconstruir la estructura de propietarios e incluso descubrir quiénes están detrás de representantes o testaferros (como en el caso del Grupo Albavisión). 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE