Parrilli pide reabrir causa por escuchas y complica a Majul

0
443

El senador Oscar Parrilli pidió que se reabra la investigación por las escuchas ilegales de las que fue víctima junto a la ex mandataria Cristina Fernandez de Kirchner en donde se la escucha decir “Yo Cristina pelotudo” y que fue difundida en el programa de Luis Majul en el año 2017.

El extitular de la Agencia Federal de Inteligencia, le pidió al juez Rodolfo Canicoba Corral que Marcelo Martínez de Giorgi de la información sobre las pinchaduras a los mails del periodista.

Parrilli presentó un escrito en el que considera que la causa por el espionaje sobre 88 usuarios de correos electrónicos podría aportar nueva prueba. “Que se remitan a su tiempo el contenido de todos los mails que se le hayan intervenido a Luis Majul, a fin de evaluar si de ellos surge dato alguno que pueda acreditar cómo fue el circuito de sustracción y distribución de las escuchas que tuvieron al suscripto (Parrilli) como una de víctimas”.

Parrilli afirmó que “se evidencian extremos recurrentemente informados en soledad” y que ahora “las nuevas autoridades han podido recabar directamente en el marco de la intervención decretada al organismo de inteligencia”.

Las conversaciones se grabaron entre junio y julio de 2016 en el marco de la causa por el presunto encubrimiento del narco Ibar Pérez Corradi. Sin embargo, Parrilli luego fue sobreseído por lo que presentó una denuncia para que se investigue el origen de esas escuchas, pesquisa que fue cerrada hasta tanto apareciera nueva prueba.

La difusión de esas conversaciones en la televisión y en la radio implicó una flagrante violación al derecho a la intimidad. El objetivo fue dañar la imagen y buscar un impacto en plena campaña electoral.

En ese sentido, Parrilli dijo en el escrito sobre Majul que “ahora él mismo resulta espiado por quienes, o por interpósita persona, le suministraron el material merced al cual obscenamente difundió durante los últimos tres años, hasta el hartazgo periodístico”, pero, sin embargo, “reclama, enfáticamente y sin pudor alguno, que se garantice su derecho a la privacidad, algo que durante estos últimos años violó sistemáticamente para otros”.

Para Parrilli, el contenido de los mails del periodista “pueden ser de vital importancia (…) pues fue Majul quien se proveyó de los insumos ilegales sustraídos de quién sabe dónde”. “Resulta muy llamativo el miedo que exhibe en sus intervenciones públicas por proteger” los contenidos de sus correos electrónicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE