Sin visitante

0
31

Los presidentes de Boca y River confirmaron que “la final se jugará sin visitantes” y manifestaron su rechazo con la intención de Macri para que haya público de la visita en los dos partidos de la Libertadores.

 

El titular de Boca Juniors Daniel Angelici, y Rodolfo D’Onofrio de River Plate coincidieron que fue un error del presidente de la Nación no consultarlos antes de interferir en esa decisión de jugar la final de la Copa Libertadores con público visitante.

 

Los presidentes de ambos clubes se reunirán a partir de este mediodía con autoridades de la Conmebol para definir cuándo se disputarán los partidos y con representantes del Ministerio de Seguridad porteño, que también se opone a la presencia de visitantes y pretende que no haya festejos en el Obelisco.

 

“Quiero dejar bien en claro que fue un error del Presidente, no me cabe ninguna duda. Es humano y no lo debe cometer. Hay un error de procedimiento”, le reprochó D’Onofrio a Macri durante una entrevista conjunta con Angelici en el programa “Debo decir”.

 

Por su parte, el presidente de Boca y operador judicial de la alianza “Cambiemos” intentó matizar el error de Macri: “Hablé con él, sé que lo hizo de muy buena leche, él lo vivió. Pudo haber consultado a los presidentes, pero quiso demostrar que está bien un cambio y que se podía jugar con visitantes”.

 

El viernes pasado, Macri se entrometió en la organización de la final de la Libertadores con un mensaje de Twitter en el que resaltaba la “final histórica” que jugarán ambos clubes y decía que había dado instrucciones a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para que haya público visitante.

 

El deseo presidencial fue cuestionado por el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, y por los presidentes de River y Boca, lo que obligó al Presidente a cambiar su postura horas después y dejar la decisión entre quienes son los protagonistas del evento deportivo.

 

El presidente de River detalló que la venta de entradas para una final en la que “no alcanza con tener dos o tres estadios” es uno de los problemas que ambas instituciones desean evitar debido a que si se venden entradas a visitantes hay que dejar 4.000 socios afuera y limitar la capacidad para otros 1.500 para establecer un cordón de seguridad en las tribunas.

 

Ambos mandatarios enviaron un mensaje para la Conmebol al reprochar que no fueron consultados antes de conocerse la fecha. “No puede ser que los presidentes de los clubes no seamos consultados”, se quejó Angelici, en la previa de una reunión que mantendrán en la AFA con autoridades para sellar la intención de las dos instituciones de pasar los partidos del sábado 10 al domingo 11 y del sábado 24 al domingo 25.

 

Respecto de la presencia de visitantes, el ministro de Seguridad porteño se encargó de ratificar que la Ciudad no va a “distraer un solo policía de la Ciudad para el fútbol”, mientras que el subsecretario de la cartera, Juan Pablo Sassano, subió la apuesta y adelantó que el gobierno porteño tampoco permitirá festejos en el Obelisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE