“El gobierno de Macri asesina un pibe cada 22 horas”

0
126

Un informe de la CORREPI indica que “el gobierno de Macri asesina un pibe cada 22 horas” impulsada por la doctrina Chocobar de disparar sin preguntar, sumado a que “hay más represión hacia los trabajadores”.

 

Un organismo vinculado a los delitos cometidos a nivel institucional, CORREPI, anunció  que “no pudo cerrar el Informe de la Situación Represiva” para hacer su presentación pública antes de fin de año por primera vez en 27 años.

 

“La enorme cantidad de datos a procesar y la necesidad de estar presentes en innumerables conflictos cotidianos nos impidieron terminar a tiempo el trabajo estadístico que sistemáticamente realizamos desde 1996” informaron de CORREPI. En ese sentido, indicaron que resolvieron hacer el acto de Presentación del Archivo de Casos el próximo 15 de marzo, a las 18:00, en Plaza de Mayo.

 

“Entre el 10 y el 31 de diciembre de 2015, tenemos registrados 27 casos. Si los sumamos a los 441 de 2016, 441 de 2017 y 297 conocidos de 2018, tenemos que, en 1.110 días de gobierno de la Alianza Cambiemos, el aparato represivo estatal mató 1.206 personas.
La aritmética es implacable.

 

El gobierno de Cambiemos mató una persona desarmada cada 22 horas”. Estas cifras, insistimos, no definitivas en particular para el año 2018, dan cuenta del más fuerte incremento de la represión estatal desde 1983.

 

El estudio de la CORREPI indicó que 297 ocurrieron en 2018, cifra que no incluye aún las muertes en unidades penitenciarias federales, que la PPN informará en mayo de 2019, ni la totalidad de las muertes en unidades penitenciarias de la provincia de Buenos Aires, de las que sólo tenemos registradas 54 en el primer semestre (10 identificados con nombre, 44 como N.N.) ya que el informe completo también se producirá en 2019.

 

“Estas cifras, insistimos, no definitivas en particular para el año 2018, dan cuenta del más fuerte incremento de la represión estatal desde 1983, con un promedio de más de 400 asesinatos estatales al año en el marco de sus diferentes modalidades (gatillo fácil, muertes en lugares de detención, desapariciones forzadas, represión a la protesta o el conflicto social, femicidios de uniforme” concluye el informe.

 

Es indudable la influencia de la “doctrina Bullrich”, expresada en la defensa y apoyo oficial al fusilador Chocobar, la resolución sobre uso de armas de fuego para las fuerzas federales y los fallos judiciales en similar tesitura, en el crecimiento exponencial de los fusilamientos de gatillo fácil, así como el endurecimiento del sistema penal con afirmaciones del tipo de “los prefiero amontonados y no libres” explican el incremento de las muertes bajo custodia, tanto en cárceles como en comisarías. Sólo la lucha organizada nos permitirá enfrentar este panorama

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE