Las tres personas que acusaron al intendente por abuso no volverán a declarar

0
20

La justicia no volverá a citar a otra declaracion testimonial a las personas que denunciaron al intendente de Río Grande en la causa que investiga un posible intento de abuso sexual. 

 

Según puso saber LTP, la Justicia de Tierra del Fuego dio marcha atrás con la decisión de volver a llamar a declarar a las tres víctimas que denunciaron por presunto abuso sexual coactivo al intendente de la ciudad de Río Grande, Gustavo Melella.

 

El abogado que representa a los denunciantes, Francisco Giménez, anuncio que el juez se había opuesto a la nueva citación por el riesgo de “revictimizar a las personas que ya se animaron a contar lo que sucedió”, indicó el letrado en la causa a la que accedió LTP.

 

El juez de instrucción Raúl Sahade había ordenado una nueva declaración testimonial de Mario Lovera, Damián Rivas y Jerónimo Suasnabar, los tres trabajadores de la c

onstrucción que revelaron ante la justicia haber recibido pedidos de favores sexuales de parte del intendente, a cambio de empleo o de cobrar tareas ya realizadas.

 

Sahade aceptó un pedido del abogado de Melella, Francisco Ibarra, quien no presenció las primeras declaraciones de las víctimas y entendió que ello vulneraba el derecho de la defensa a interrogarlos. Sin embargo, Giménez se opuso a esa medida a través de un recurso de reposición y el magistrado le dio la razón.

 

“Mediante la reiteración de declaraciones se está revictimizando a los querellantes en la causa, de un modo contrario a lo que disponen las normas de aplicación, especialmente para casos como el que se investiga”, afirmó el abogado en el escrito judicial.

 

Según Giménez, el derecho del imputado a interrogar a los testigos, “tendrá su oportunidad en un eventual juicio oral y público”, mientras que “cuando todavía no se han producido otras pruebas, ni siquiera ha sido dispuesto el llamado a prestar declaración indagatoria al imputado, el control sobre el testimonio, sus eventuales contradicciones con otras pruebas, o su confrontación con las constancias de la causa deviene, cuanto mínimo, prematuro”, argumentó.

 

El letrado consideró un “despropósito” que aunque en la causa se investiga al intendente, las víctimas han tenido que ir a tribunales más veces que el acusado. A su vez, cuestionó que el juez resolvió separar la parte de la causa relacionada con supuestos desmanejos en la obra pública del municipio, con los presuntos abusos sexuales, algo que según su criterio “no se debería haber hecho por la relación que existe entre unos y otros hechos”.

 

También criticó que el magistrado no secuestró el teléfono celular del intendente Melella (cuando sí lo hizo con los de las víctimas y con el de dos testigos) y no ordenó pericias psicológicas sobre las víctimas y el imputado que permitieran reunir indicios sobre sus comportamientos, entre otras presuntas irregularidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE