La justicia avaló la eximición de prisión a Aníbal Fernández

0
225

La justicia dictaminó a favor de concederle la eximición de prisión al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, denunciado por insolvencia fraudulenta, al desprenderse de dos bienes en 2016, cuando pesaba en su contra una inhibición general dispuesta por la Justicia.

El pedido fue hecho por el fiscal federal Ramiro González, ahora el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi deberá definir la situación de Fernández, y decidir si impone una caución real o juratoria en caso de conceder el pedido.

En su dictamen, la fiscalía remarcó que el ex jefe de Gabinete tiene fijado domicilio y está a derecho en otras causas que se tramitan en su contra en la Justicia Federal. “No se vislumbra como el imputado, en el caso de permanecer en libertad, podría obstaculizar el desenvolmiento de la investigación”, concluyó el fiscal en su dictamen.

El jueves pasado la fiscal general Gabriela Baigún pidió ampliar el embargo oportunamente dispuesto a los imputados en el marco de la causa por el Plan Qunita y denunció al exjefe de Gabinete Aníbal Fernández y un empresario acusado por desapoderarse de bienes cuando ya pesaba sobre ellos la inhibición general.

En la causa por el Plan Qunitas, el juez federal Claudio Bonadio había procesado a 18 imputados, entre ellos Aníbal Fernández y el exministro de Salud Daniel Gollan, por el delito de fraude a la administración pública, violación de deberes y abuso de autoridad, y les trabó un embargo a los acusados que en algunos casos llegaron a 440 millones de pesos.

Uno de los imputados que será juzgado es Aníbal Fernández, a quien Bonadio procesó y embargó por lo cual el 23 de febrero de 2016 un oficial de Justicia lo intimó a que ofreciera bienes para hacer frente a aquellas medidas.

El 11 de agosto de 2016 el exjefe de Gabinete solicitó el levantamiento del embargo para inscribir bienes que correspondía asignar a María del Carmen Barreiro, ex esposa de Aníbal Fernández, de acuerdo a la división conyugal.

Bonadio hizo lugar al levantamiento del embargo sólo a ese fin y que sólo comprendió a un inmueble en Villa Gesell, otro en la localidad Bonaerense de Quilmes y un local comercial en este último lugar. Pero la fiscalía detectó que Aníbal Fernández vendió un vehículo marca Toyota Hilux 4×4 el 27 de mayo de 2016 a la Distribuidora Elite SRL por 450.000 pesos; y también un BMW el 1 de septiembre del mismo año a Vincent Marcelo Hernán por unos 634.450.

Las transferencias de los vehículos fue posterior a la inhibición general de bienes decretada en su contra, por lo que la fiscal Baigun lo denunció ante la Cámara Federal porteña por insolvencia fraudulenta al querer desprenderse de parte de su patrimonio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE