Con las reformas impositivas Anses quedaría desfinanciada

0
165

El paquete de reformas impositivas impulsado por el Gobierno podría derivar en un desfinanciamiento de la Anses, como consecuencia de los cambios que se generarían en los ingresos del organismo previsional. De acuerdo a un informe del Instituto de Trabajo y Economía (ITE), de la Fundación Germán Abdala, la pérdida podría llegar hasta los $220.000 millones.

Es que con la eliminación del fondo del Conurbano que el presidente Macri le propuso a los gobernadores, se dio de baja también el punto que estipulaba que el 20% de lo recaudado con el impuesto a las Ganancias debía destinarse a la Anses. Según el proyecto de Presupuesto 2018, esto equivaldría a $128.000 millones.

El Gobierno ofreció compensar esta pérdida para el organismo previsional con la totalidad del impuesto al cheque, que el año que viene generaría ingresos por $201.737 millones. El problema es que se trata de un tributo que en el ministerio de Hacienda buscan que pueda descontarse hasta el 100% de Ganancias en los próximos años, tal cual establece el borrador de la reforma fiscal.

Lo cierto es que hasta la propuesta del jueves, la Anses contaba no sólo con los $128.000 millones de Ganancias sino también con el 70% del impuesto al cheque que antes iba a parar al Tesoro Nacional, teniendo en cuenta la iniciativa que presentó el Ejecutivo junto con el Presupuesto para el año próximo. Esto daba un total de $270.000 millones por cuenta de estos dos gravámenes que, con la eliminación del Fondo del Conurbano, ya se redujo en $67.500 millones.

En ese sentido, si la Anses pasa a recibir la totalidad del impuesto al cheque, podría desfinanciarse ya que la reforma tributaria propone que pueda descontarse de Ganancias.

El informe del ITE muestra dos escenarios en donde la tasa de descuento del impuesto al cheque llega al 50% en un caso y al 75% en el otro. Es decir que si se descuenta la mitad de lo recaudado, la Anses perdería $100.000 millones y en el segundo caso, 151.000 millones.

Si a esto se suman los $67.500 millones que deja de percibir en relación al escenario actual, el desfinanciamiento llegaría a $168.000 millones si se descuenta el 50% del impuesto al cheque y a $219.000 millones si la tasa es del 75%.

La reforma previsional que impulsa el Gobierno prevé que las jubilaciones en vez de actualizarse por la recaudación y los salarios como ocurre actualmente, lo hagan de acuerdo al índice de infl ación. Esto le permitiría ahorrar una cifra superior a los $100.000 millones que no llega ni de lejos a compensar la pérdida que podría producir la reforma tributaria sobre los ingresos de la Anses.

“Las consecuencias de estos cambios sobre Anses, y sobre la sostenibilidad de la seguridad social parecen muy preocupantes. En cada uno de los escenarios de pago a cuenta de ganancias, el desfinanciamiento a la Anses se ubica entre los $169 y los $219 mil millones en 2018 (a los que eventualmente habrá que sumar la pérdida de recaudación por los cambios en aportes y contribuciones). El importante déficit que estas medidas podrían implicar, conforman un terreno propicio para reformas previsionales regresivas”, advierte el informe del ITE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE