El gobierno quedó involucrado en un escándalo mundial tras nuevas cuentas offshore

0
51

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, quedó involucrado como ex administrador en una red de sociedades offshore, en el marco de una nueva megafiltración global de documentos conocida como Paradise Papers, a pesar que el funcionario de “Cambiemos” aseguró que se desvinculó de los fondos –y que no figuran en su declaración jurada.

La información –que proviene mayormente de Appleby, un estudio de abogados especializado en crear offshores, y de Asiaciti Trus- generó una crisis mundial ya que involucró a la reina Isabel del Reino Unido, al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross y al ministro del PRO.

Un nuevo escándalo internacional involucra a figuras a nivel global e implica el análisis de 13,4 millones de documentos que coordinaron el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, los mismos que motorizaron los Panama Papers, que involucraron al presidente Macri en dos offshore en Panamá y las Islas Bahamas.

El Poder Judicial argentino se ocupó de sobreseer al Presidente en diversas instancias. En este nuevo caso, la principal fuente de información es el estudio Appleby, fundado en Bermudas y con sedes en las Islas Caiman, Shangay y Hong Kong.

Según publicaron los medios que formaron parte del trabajo de investigación de la ICIJ, uno de los involucrados es el ministro de Finanzas argentino, quien fue administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con actividad en las guaridas fiscales de las Islas Caimán y de Delaware.

Noctua tiene como subsidiaria a Noctua Asset Management LLC, de Delaware, que es a su vez la controlante de Alto Global Fund. Caputo también manejó este último fondo, Alto Global, inscripto en las Islas Caimán el 3 de julio de 2009, que administraba inversiones de riesgo por más de 100 millones de dólares (se trata de un fondo en el que se exigía una inversión mínima de un millón de dólares para ingresar).

Estas empresas se ramificaron mediante un esquema de cajas chinas con otras llamadas Argentina Fund LTD y Argentina Master Fund. Las últimas operaron en territorio nacional junto con Alto Global. En esta red de offshores crearon la firma Noctua International WMG, registrada también en Delaware, y Lacrosse Global Fund Services, que en la Argentina fue registrada como Lacrosse Global Fund Services Argentina SRL.

El financista argentino Martín Guyot, radicado en Miami, figuró como su CEO y Caputo como su “Jefe de Inversiones”. Guyot aparece como su socio en las distintas sociedades. Según Caputo, no se hablan hace dos años.

El ministro de Finanzas se defendió ante los medios locales que publicaron la filtración: “No hay ningún conflicto de interés, hoy no tengo nada que ver ni con Axis ni con Noctua. Es más, hoy desfavorezco a mis ex socios, en lugar de favorecerlos”, dijo Caputo. También aseguró que renunció a los fondos en diciembre de 2015, previo a la negociación que condujo con los fondos buitre, donde se les pagó la totalidad de lo que reclamaban.

Lo paradójico es que ninguno de los fondos figura en su declaración jurada. Caputo aseguró que es porque no fue accionista de los fondos (“hasta donde yo sé”, aclaró), sino un “asesor financiero” para “friends and family” (no descartó que algún familiar suyo aparezca entre los que invirtieron en esos fondos). Y dijo que los honorarios que recibió por esa actividad se canalizaron a través de una empresa argentina llamada LC y que fueron declarados ante la AFIP como ingresos de cuarta categoría y pagó los impuestos correspondientes cuando los ingresó al país y los cambió al tipo de cambio oficial.

Entre las firmas que aparecen afiliadas al fondo Noctua está Axis, la inversora que creó Caputo en 2012 junto a Carlos Planas, Alejandro Abergcobo y Fernando Iribarne, y de la que también se desvinculó en 2015, días antes de asumir como funcionario. No obstante, Caputo fue denunciado porque el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses hizo colocaciones a través de Axis por 500 millones de pesos.

La filtración llega cuando acaba de culminar en Buenos Aires una ronda de los países asociados al GAFI en América Latina para discutir estrategias contra el lavado de dinero y el país está por presidir en 2018 el G-20, que mantiene una política para terminar con las guaridas fiscales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE