“No somos delincuentes queremos trabajar”

0
15

Vendedores ambulantes de Liniers se manifiestaron frente a la Legislatura porteña por tercer día consecutivo en reclamo de un espacio físico para poder trabajar, un reclamo que aún no ha tenido respuestas desde los bloques de legisladores. 

 

Alfio San Gregorio, uno de los voceros de la manifestación dijo a Télam que “una vez más los manteros de Liniers estamos en esta protesta. Nosotros estábamos trabajando en Liniers; somos los trabajadores que la gente conoce comúnmente como manteros. Nos desalojaron en enero, nos prometieron un reordenamiento para nuestro trabajo, reinserción laboral y otras cosas que solo fueron globos de colores”.

 

“Al día de hoy -añadió- y después de 5 meses estamos en la calle con nuestras familias sin poder trabajar. No cobramos subsidios, no cobramos planes ni los queremos, queremos volver a trabar quizás de manera más ordenada, con los documentos al día y monotributo, pero necesitamos volver al laburo. No estamos delinquiendo: compramos la bufanda a 5 pesos la vendemos a 10, compramos las ojotas a 3 pesos y la vendemos a 6”.

 

Bajo una pertinaz lluvia, el dirigente destacó por último: “Los legisladores no nos han recibido. Nosotros no venimos a hacer lío bajo la lluvia conh nuestros hijos y a molestar por molestar. tenemos armado un proyecto de cómo volver a trabajar a Liniers en forma ordenada y de una manera que sea en beneficio para los vecinos, para los comercios y para los ambulantes”.

 

Este grupo de manteros viene realizando manifestaciones en los últimos días tras haber quedado fuera del acuerdo que se hizo con la Ciudad de Buenos Aires tras el desalojo del 12 de enero, en el que se estableció la realización de un curso de tres meses en la Federación de Comercio e Industria y el cobro de 14.000 pesos mensuales a cambio de dejar el puesto callejero.

 

El diputado Gastón Blanchetiere, del bloque oficialista Vamos Juntos, en diálogo con Télam opinó: “Yo en la cuestión de los vendedores tengo una postura firme, me parece que la venta ambulante en la medida que no esté regulada frente a los productos que no pagan impuestos es una situación que afecta a un gran número de comerciantes.

 

En ese sentido, dijo que se debe acordar una solución y yo confío en lo que está haciendo los funcionarios del área de Espacio Urbano, se tendrá que llegar a un compromiso y también los manteros deben ser tolerantes frente a las obras que hace la Ciudad y que ellos tengan una posición que busque el acuerdo entre partes”.

 

En tanto, Gabriel Solano, diputado del PO en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) dijo a Télam: “El tema de los vendedores ambulantes no se puede contextualizar si no se tiene en cuanta lo que está ocurriendo a nivel país. El vendedor ambulante es una trabajador precarizado seamos claros…, donde su ingreso para sus alimentos depende de lo que vende en la diaria y en la Argentina de hoy no hay un horizonte para que estos trabajadores puedan reincertarse en un mercado laboral formal”.

 

“Un gobierno, el nacional y el de la Ciudad, que son responsables de una desocupación creciente, con despidos y precarización laboral, no tienen ninguna autoridad moral para echar a los manteros de sus lugares de trabajo”, remarcó Solano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE