Vecinos de El Palomar marcharán contra FlyBondi

0
131

Los vecinos de “El Palomar” junto a organismos de derechos humanos marcharán el primero de febrero para que se frenen las obras en la base aérea. Ambos denuncian que las refacciones afectan espacios protegidos como Sitio de Memoria.

“Que frenen las obras!”, volvieron a gritar los vecinos de Hurlingham tras conocerse que el vuelo de prueba de la lowcost FlyBondi en Córdoba sufrió “un inconveniente técnico menor”.

Los vecinos quienes rechazar el “aeroparque” convocaron a una movilización a la base aérea de El Palomar, desde donde la empresa pretende operar a partir del 9 de febrero, a pesar de un amparo de la justicia federal de San Martín que canceló la venta de pasajes y suspendió parte de las reformas iniciadas con el aval de Ministerio de Transporte.

En la marcha convocada para el 1 de febrero, los vecinos acompañarán el pedido de ampliación de la medida cautelar hecho por la madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas para que se ordene el cese total de las obras que continúan afectando espacios de la base militar protegidos como Sitio de Memoria.

Lucas Marisi fue el vecino que presentó el amparo contra el uso de la base aérea como aeropuerto comercial para las lowcost, tras la novedad del aterrizaje de emergencia de la aerolínea con la que el Gobierno quiere inaugurar su política de cielos abiertos. “¿A nadie le llama la atención que en el primer vuelo ya tenga un problema? ¿No será que es una aerolínea trucha como venimos denunciando? Con talleres mecánicos que son containers, aviones con 20 años de uso y aeropuerto trucho”, advirtió Marisi.

La empresa de Richard Guy Glusman, ex socio del vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, en el fondo Pegasus, salió a minimizar el accidentado vuelo de prueba que se realizó en la ciudad de Córdoba y sostuvo que “nunca hubo un aterrizaje de emergencia ni fallas en los motore” informaron desde la empresa low cost.

La prueba fue la previa del primer vuelo comercial que FlyBondi realizará desde Córdoba a Iguazú este viernes, pero el panorama es otro para el primer vuelo programado para el 9 de febrero desde El Palomar.

La jueza federal de San Martín Martina Forns canceló la venta de pasajes desde la base aérea que el Gobierno nacional convirtió en comercial por decreto. Al mismo tiempo, suspendió las obras que se realizaban en los hangares, tras realizar una inspección ocular el 8 de enero pasado, en la que ni los funcionarios del Ministerio de Transporte ni los de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) pudieron explicar la ausencia de un estudio de impacto ambiental previo.

Sin embargo, la cautelar dictada por Forns no ordenó el cese de las reformas que la cartera de Transporte inició junto a Aeropuertos Argentina 2000, entre ellas la reforma del espacio “el chalet”, proyectada como el área de ingreso de los pasajeros de los vuelos comerciales. Ese lugar funcionó durante la última dictadura como puerta de ingreso al centro clandestino de detención y está protegida por la ley de Sitios de Memoria.

Frente a la falta de respuesta de Rafecas y Barral, Nora Cortiñas se presentó ante el juzgado de Forns para pedir la ampliación de la medida cautelar que “ordene la clausura de las obras ilegales que siguen siendo realizadas en forma clandestina destruyendo un Sitio de Memoria”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE