El padre de Paulina pidió justicia tras años de tapar la verdad

0
48

El padre de Paulina Lebbos, realizó una larga declaración testimonial ante los jueces de la Sala III de la Cámara Penal de Tucumán, en el juicio oral por el homicidio de su hija, ocurrido en 2006.

Tal como se esperaba, Lebbos hizo centro en la trama institucional del encubrimiento, durante la gestión del ex gobernador José Alperovich, y dejó en un segundo plano la autoría material del homicidio, que tiene como único imputado a Roberto Luis Gómez, aunque se sospecha que no actuó solo.

Alberto Lebbos, papa de “Paulina” quien fue violada y asesinada, puso el énfasis sobre el accionar de los cinco funcionarios políticos y policiales que están imputados por el encubrimiento, al tiempo que amplió la lista incorporando otros nombres que señaló como sospechosos y tuvo duros conceptos sobre César Soto, novio de Paulina en el momento del crimen.

En su exposición ante los jueces Carlos Caramuti, Rafael Macoritto y Dante Ibáñez, el padre de la víctima reiteró sus críticas al segundo fiscal que tuvo la causa, Carlos Albaca, de quien dijo que “ahora está acusado de 11 delitos, luego de haber congelado la investigación durante siete años, al punto que el fiscal (Diego) López Ávila en un año hizo lo que Albaca no hizo en esos siete años”.

“No quiero venganza, sólo pido justicia”, dijo Lebbos. “Sólo les pido que no digan que se solidarizan conmigo o que tienen pena por lo que le pasó a mi hija”. Ante una pregunta del fiscal del juicio, Carlos Sale, sobre el 26 de febrero de 2006, día en que desapareció Paulina, el testigo recordó que estaba trabajando en la Casa de Gobierno, dado que en ese momento era subsecretario de Juventud del gobierno de Alperovich.

La noche anterior, la joven había salido junto con su amiga Virginia Mercado a festejar que había aprobado una materia de la carrera Ciencias de la Comunicación. “Fui a la casa de Mercado a preguntarle si sabía algo, ella me contó que con Paulina y un grupo de amigos fueron a festejar a un boliche y alrededor de las seis y media ambas tomaron en un remís que a ella la dejó en su casa y a mi hija la llevó hasta la casa de César Soto”, pareja de la víctima. Soto aseguró que la joven nunca llegó a destino. “Muy tranquilo me dijo que no sabía nada” sobre el paradero de Paulina.

Luego recordó que el 11 de marzo recibió un llamado del fiscal Alejandro Noguera, quien le informó que habían encontrado un cuerpo en la Ruta 341. “Llegué al lugar del hallazgo y me sorprendió el gran despliegue policial”, ya que se encontraban Hugo Raúl Sánchez , Nicolás Barrera, Héctor Rubén Brito y Eduardo Di Lella, todos ex funcionarios actualmente imputados en el juicio por el encubrimiento.

Lebbos indicó que también estaban presentes el ex comisario Enrique García, quien luego fue condenado por fraguar las actas del hallazgo del cuerpo, además del fiscal Noguera. “Sánchez me dijo ese día que después de un intenso rastrillaje en la zona la policía encontró un cuerpo. Me acerqué al cuerpo, lo primero que vi fue su codo y supe que era Paulina.”

Con posterioridad, esa primera versión policial fue desmentida, dado que el cadáver había sido encontrado por dos hombres que avisaron a las autoridades. “Al ver que la policía no hacía nada solicité la intervención de la Gendarmería Nacional, que el 5 de abril hizo una reconstrucción del hallazgo del cuerpo y quedó comprobado todo el entramado de encubrimiento por parte de las cúpulas policiales y funcionarios del gobierno”.

Durante todo el testimonio, Lebbos insistió en que quiere “que se haga justicia luego de tantos años de mentiras y de maniobras para que no se sepa la verdad”. En ese sentido le apuntó al ex gobernador y actual senador José Alperovich, quien “en lugar de separar de sus cargos a los encubridores, los protegió y ascendió”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE