Came respaldó a las reformas impulsadas por Macri

0
133
Los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, Trabajo, Jorge Triaca, y Producción, Francisco Cabrera, exponen ante la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Tarrío, dió un respaldo a la reforma laboral, fiscal y previsional impulsada por el gobierno de Macri.

Ante los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Hacienda, Nicolás Dujovne y de Producción, Francisco Cabrera, el titular de CAME destacó las medidas como la devolución anticipada de saldos a favor de IVA para inversiones, el mínimo no imponible para contribuciones patronales, el Impuesto al Cheque a cuenta de ganancias, el gravamen a la Renta Financiera y la menor tasa del Impuesto a las Ganancias para utilidades reinvertidas.

“Las pymes apoyamos las reformas, aunque creemos necesario discutir el Decreto 814/01 que se reemplaza por un régimen menos beneficioso para compensar las desventajas de los empresarios en el interior del país, la prohibición de acordar sumas no remunerativas en las Convenciones Colectivas de Trabajo y las subas de impuestos internos”, señaló el titular de CAME.

Y agregó: “Veríamos con agrado que en el texto difundido se haga mención a políticas diferenciadas orientadas a las pymes y a las provincias fronterizas que enfrentan en la actualidad un problema de competitividad, e inquieta el impacto sobre las economías regionales”.

Las reformas desde la perspectiva de las Pymes en cuanto a la Reforma Laboral, sostienen que es la “oportunidad de modificar la cuestión laboral permite generar fuentes de empleo” pero que necesita que la discusión sea entre los protagonistas del sector del trabajo y los empresarios conjuntamente con el gobierno y el poder legislativo.

“Estamos de acuerdo con las medidas que tienden a disminuir la litigiosidad laboral. En ese sentido, aseguraron desde CAME que ante la incorrecta registración de un empleado se abonaría la multa directamente a organismos de Seguridad Social en lugar de al demandante, lo cual apunta contra la industria del juicio. Además del fomento del empleo juvenil se incluyan beneficios para fomentar la toma de personal de mayores a 50 años.

En cuanto a la reforma fiscal, el titular de CAME expresó que la medida permite incentivar la producción, aunque algunas de ellas merecen un debate más profundo y con activa participación de los sectores involucrados de todo el país”.

Y resaltó que es un “proyecto que tiende a reducir costo fiscal entre distintos tributos y Contribuciones Patronales dando un alivio al sector productivo”. Asimismo, reitero que se instrumentará gravar la renta financiera, reiteradamente solicitada por la entidad.

Para CAME lo más sobresaliente es que incentiva la reinversión de utilidades mejorando la inversión y la competitividad como vía de crecimiento y equilibrio macroeconómico. Desde el Pacto Fiscal firmado en el año 1993 no se aborda en la discusión impuesto provinciales, especialmente el Impuesto a los Ingresos Brutos, resaltando su regresividad y efecto en cascada en la economía.

Otras consideraciones se grava la renta financiera: es una medida que venía siendo solicitada por la entidad y le daría equidad al sistema tributario. Cabe aclarar que se debe monitorear su posible impacto en la tasa de interés que pagan las Pymes.

También se reduce el impuesto a las ganancias para utilidades reinvertidas, impulsada por CAME, pero su efecto se verá a largo plazo porque la baja es gradual. Sería interesante se efectúe a corto plazo.

Inclusive, habrá una devolución anticipada de saldos a favor de IVA para inversiones, medida que fue demanda por CAME para todos los saldos acumulados, ya que en el régimen vigente generaba fuertes costos financieros su no devolución. Pero lamentan que no se haga mención de la devolución de saldos a favor de diversos impuestos nacionales.

En relación al mínimo no imponible para contribuciones patronales, CAME sostuvo que es una buena medida, ya que reduce el costo laboral de las Pymes. Lo mismo para el impuesto al cheque a cuenta de ganancias, implementada a través de la Ley Pyme en un 100% para micro y pequeña; y el 50% para mediana tramo I.

Por último, CAME consideró que se debe analizar las subas de los impuestos internos, especialmente en las producciones artesanales de cervezas y bebidas alcohólicas como aguardientes, y sobre todo, el impacto en el NOA si se apunta contra el azúcar (que podría ser sustituido por otros insumos).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE